Vivir junto al Turia hace 4.000 años

  • Sala de exposiciones temporales
    25-02-2015 - 11-10-2015
Durante la Edad del Bronce, etapa de la Prehistoria en que se consolida la actividad metalúrgica, las tierras que rodean el Turia están ocupadas por numerosos asentamientos situados en las laderas y cimas de las montañas. Los grupos humanos que los habitan son comunidades campesinas y ganaderas unidas por lazos de carácter familiar, si bien algunos personajes detentan el poder.

Uno de estos yacimientos es la Lloma de Betxí (Paterna), excavado desde 1984 por el Servicio de Investigación Prehistórica (SIP) de la Diputación de Valencia. Desde entonces, y tras veintisiete campañas arqueológicas, se ha convertido en un referente en los estudios sobre la Edad del Bronce, tanto por la información aportada como por su excepcional estado de conservación.

La exposición temporal, producida por el Museo de Prehistoria de Valencia, quiere hacer partícipe al público de los resultados obtenidos en las excavaciones de la Lloma de Betxí. La orientación didáctica y los recursos empleados se dirigen en este sentido, por eso se propone una doble lectura.

La primera parte del recorrido desarrolla un discurso narrativo que busca una comunicación empática con el visitante, introduciéndolo en lo que tal vez ocurrió. El relato, en primera persona, sitúa la materialidad arqueológica en el espacio y tiempo de los protagonistas que la generaron.

En la segunda parte, la información se trata de manera analítica y procedimental para que el visitante observe, asocie ideas y exprese sus reflexiones, consolidando así los conocimientos adquiridos.

Una serie de módulos interactivos permiten averiguar cómo se obtienen los datos arqueológicos y los límites que plantea su interpretación.
Back to top