Los campos hacen retroceder a los bosques

Vitrina 43
Los materiales arqueológicos nos dicen que la vida doméstica de las comunidades campesinas gira alrededor de la preparación de la comida, de la fabricación de la cerámica, el tejido y la cestería, la preparación del utillaje de hueso y de sílex, y la confección de un variado conjunto ornamental y religioso que en buena medida formará parte de los ajuares funerarios.
La principal ocupación es la agricultura y la ganadería. La roturación de nuevas tierras hace retroceder los bosques en favor de los campos de cultivo que ahora crecen alrededor de los poblados y de los pastos que se extienden por las montañas. En la Ereta del Pedregal los análisis polínicos muestran el retroceso de árboles como las carrascas y pinos ante el aumento de las plantas que indican los cultivos.



Los principales animales domésticos son ovejas y cabras. Mientras la caza conserva una relativa importancia, ante la necesidad de proteger los campos de los grandes hervíboros, además de ser un medio complementario para obtener carne y materias primas como pieles y astas.






Back to top