Un soporte imperecedero para escribir

Vitrina 107
Las láminas de plomo eran soportes prácticos para escribir debido a su perdurabilidad y maleabilidad. Se grababa sobre ellas con finos punzones y se guardaban enrolladas. Los textos suelen ocupar las dos caras, aparecen en diferentes orientaciones e incluso hay inscripciones borradas y modificadas por otras superpuestas, lo que indica que los soportes se reutilizaron con frecuencia.
Back to top